viernes, 28 de septiembre de 2012

El tren

Mientras escribo este post voy en el tren. Estoy aquí, "tan a gusto" y he pensado que estaba en el lugar y en el sitio adecuado para hacer un articulín de esto. Llevo toda esta semana sin escribir, no por falta de ganas, sino por falta de tiempo, he estado liada entre hospitales, tanatorios, etc. (vamos, planazos), ahora estoy volviendo a Madrid y mañana tengo la boda de mi amiga Paloma. ¡Esta semana va a ser completita, tengo de todo!

El tren es un medio de transporte que a casi todos nos gusta, es cómodo, no hay que estar 2 horas antes y las estaciones están en el centro de la ciudad. A mí me suele gustar bastante, menos hoy, que no sé dónde estaba mirando cuándo elegí el asiento y voy al revés y en uno de esos de 4 con mesas. ¡Qué horror! Estoy enredada entre las piernas del de enfrente y las de el de al lado!! Espero no tener que ir al baño porque no sé cómo voy a salir de ésta!!

Voy en Turista (como casi siempre), pero está claro que ir en Club es mucho mejor, te dan la comida/cena, te atienden fenomenal, el parking es gratis y las distancias entre pasajeros no son tan comprometedoras como éstas, nos vamos a hacer íntimos, yo creo que de aquí sale amistad para toda la vida!! El de al lado ya se ha leído el post y está a punto de hacerme algún comentario (qué cotilluca es la gente y qué impaciente, que se espere a que lo publique hombre!! ;-)) Ahora me arrepiento de no haber cogido los billetes en Club, pero reconozco que cuando veo que tengo que pagar 50 eur más visualizo vestido y camiseta de Zara (da para mucho) y pienso, venga, voy en turista tan contenta. Pero no he acertado, los 50 euros van a ser para el fisio que me va a tener que enderezar las piernas y le tendré que dar otros 50 más para la espalda ¿¡¿Por qué ponen la mesa tan alejada del asiento?!? Para esto que no pongan mesa o no pongan respaldos, las dos cosas no se pueden utilizar a la vez.

Vamos por Tudela, de donde los espárragos y los pimientos, muy rico todo, pero yo quiero llegar ya y me quedan 2 horas!!

En el tren unos leen, otros van con el Ipad, con el móvil... yo voy con el ordenador (queda un poco antiguo ir con el laptop hasta en el tren-turista), pero el ipad no se lleva bien con el blog ni con unos cursos que tengo que hacer.

Las estaciones de tren no son como los aeropuertos, la gente es más normal y casi todos somos del mismo país. Ni siquiera me fijo en los zapatos porque suelen ser todos parecidos y feos. Bueno, os dejo, que me parece que, por fin, van a poner la película. Espero que sea mejor que la de ida: Arrugas, sí, yo tampoco la conocía ni la conozco porque no la vi (se nota que de presupuesto están regulines).


Fuente: http://www.razon.com.mx/spip.php?article74551&tipo=especial

¡¡Buen fin de semana!!


Pin It Now!

9 comentarios:

  1. Cómo es posible que alguien como tú no tenga un iPad !!!! . Este punto debería ser una prioridad en tu lista de "TTD".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues claro que lo tengo!! Te escribo desde uno. Abrazo.

      Eliminar
  2. Yo en un tren me ligué a uno. Creo ya conoces la historia. Así que las distancias cortas tienen sus beneficios!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa historia es muy buena, deberías hacer un post o varios, xq tiene bastantes capítulos. Beso!

      Eliminar
  3. Me gusta tu blog, es tan interesante descubrir las anécdotas de alguien q al igual q uno vive su día a día en un lugar lejano. En esta ocasión casi sentía q iba en el tren jeje... Muchos saludos desde Morelia, México :D

    ResponderEliminar
  4. Me gustó mucho tu blog, es muy interesante descubrir las anécdotas y el día a día de alguien q vive en un lugar distinto y lejano. En esta ocasión casi sentía q iba en el tren jeje... Saludos desde Morelia, México :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario July Flow!! Tuve la suerte de conocer Morelia en el 97 y me encantó!! Me parece una ciudad maravillosa y preciosa. Saludos!!

      Eliminar