lunes, 24 de diciembre de 2012

Merry Christmas

Hoy es Nochebuena y aprovecho para desearos, a través del blog, una noche estupenda y ¡¡Feliz Navidad!! Me encanta la Navidad, es una época del año preciosa y me gusta todo lo relacionado con ella. Recordemos, que el origen de estas fiestas es Cristiano, celebramos el nacimiento del hijo de Dios.

Me imagino que en cada casa habrá una tradición, aquí os voy contando lo que hacemos nosotros (me imagino que vosotros haréis algo parecido). Empezamos a poner el árbol y el Belén el primer fin de semana de diciembre. Cada año compro adornos nuevos, este año hemos ido a la Plaza Mayor, llevaba años sin ir, y compré muchas cosas para el árbol. 






















Este es mi primer árbol de casada, es mucho más bonito al natural ;-)
Los adornos son de Alemania, Casa, Fronda y La Plaza Mayor.

Desde pequeña mi madre nos ponía Villancicos para desayunar, íbamos al colegio con otro espíritu, pensando en: la Marimorena, los peces que beben en el río, los campanilleros en la madrugá (mi padre es andaluz), la burra que va hacia belén cargada de chocolate rin-rin-yo-me-remendaba-yo-me-remendé, los pastorcillos que van a ver a su Rey con regalos en su viejo zurrón ro-po-pom-pom, 25 de diciembre fun-fun-fun... (voy a apagar la música porque os voy a acabar poniendo todos ;-)). 

La verdad es que los niños disfrutan tanto estos días, mi hermana y yo nos pasábamos la Navidad disfrazadas de pastorcitas. Lo de los disfraces siempre me ha fascinado, cuando volvía del colegio me disfrazaba de lo que fuera, incluso a los cumpleaños que no eran de disfraces iba yo con mi disfraz.

Otra tradición que tenemos mi hermana y yo es ir juntas a comprar regalos para todos. Este año ha venido desde México (donde  vive) y la hemos cogido con tantas ganas, qué mona es!! Tengo muchísima suerte con mis hermanos lo tienen todo: cariñosos, guapísimos, inteligentes y divertidísimos. Lo cierto es que me siento muy afortunada por la familia que tengo: padres, abuelos (me acuerdo cada día de vosotros), tíos, primos y nuevas adquisiciones: ¡¡¡OS QUIERO!!!

¡Cómo son las películas de Navidad! Todo tan bonito, nevado, las casitas preciosas, árboles enormes, los papá noeles, todos tan felices... aunque parezca que vaya a ser un dramón siempre acaban bien. Es plan pasar las tardes de Navidad con maratón de pelis navideñas y mantita.

¡¡Los dulces!! ¡Cómo son los turrones, qué ricos! También empiezo desde principios de diciembre o incluso noviembre. Me vuelve loca el turrón Suchard y me gustan todos en general, mazapanes, polvorones... pandoro, que, aunque sea italiano, es ya tradición en mi casa desde que mi hermana vivía en Milán, lo traía cuando venía en navidades con Andrea (también nos acordamos mucho de ti). 

¡¡La comida!! Son muchos lo que se quejan porque son unos días en los que estamos todo el día comiendo, pero a mí me parece fenomenal. Me gusta comer bien y además todas estas comidas y cenas son una excusa para ver a seres queridos y festejar.

El lado más materialista... en mi casa somos más de Reyes que de Papá Noël. Nochebuena la pasamos en familia y hacemos intercambio de regalos. El 6 de enero nos levantamos con una ilusión, vemos los regalos, nos llevamos sorpresones y además desayunamos juntos Roscón de Reyes con chocolate. ¡¡Qué rico!! También es emocionante que te toque la sorpresa, el haba no tanto...

Os dejo este vídeo precioso que me ha enviado una gran amiga:

video

Aunque físicamente echemos de menos a algunos familiares 
ellos están aquí porque son parte de nosotros. 

Deseo de todo corazón que tengáis unos días maravillosos llenos de amor y alegría   
y que el 2013 sea un año de reconciliación con lo verdaderamente valioso y fundamental.
Pin It Now!

martes, 4 de diciembre de 2012

La princesa y el guisante

"La princesa está triste... ¿Qué tendrá la princesa?", es lo que me viene a la cabeza cada vez que sale una noticia del último "retoque" de la Princesa de España. Nuestra princesa no es como la de Rubén Darío y vive en un país con un 25% de tasa de desempleo en el que, a pesar de que muchos de sus ciudadanos no llegan a fin de mes, tienen que ver cómo con sus impuestos se pagan operaciones de cirugía estética en el mejor cirujano de España (el Dr. de la Fuente). En estos días de entredicho de la monarquía y con la que está cayendo en nuestro país no creo que este tipo de "operaciones" sean lo más indicado.

Como española que lleva cotizando unos cuantos años y se pone a llorar cada vez que ve su nómina, por la cantidad resultante de lo que le quitan a una todos los meses para pagar el qué?!?!?!? (y porque no sube, gracias a la crisis). Los españoles cada vez tenemos más cosciencia de que el Estado somos todos, aunque tenemos un largo camino por recorrer. El Estado, es decir: tú, el vecino de enfrente, el de abajo,... y yo, pagamos la monarquía, los políticos corruptos, las infraestructuras, la educación, la sanidad, la seguridad... Como resulta que cada vez ingresamos un menor número de españoles, porque cada vez tenemos más paro, pues cada vez hay menos dinero para pagar cosas tan elementales como la educación y la sanidad, es por lo que se tienen que tomar medidas que no nos gustan a todos, pero es que no hay más remedio.

No me voy a meter en las causas, múltiples, que han originado esta situación, ni creo que sea solamente culpa de los políticos, que tienen su parte, pero al final los políticos han sido votados por nosotros (a unos partidos y a otros, porque aquí no se salva ninguno, políticos sí), así que todos somos responsables de este caos que inunda el país. Me gustaría que, como españoles que somos y responsables, por tanto, nos solidarizáramomos e intentáramos entre todos reconstruir el país. Como he dicho, el Estado somos todos o, por lo menos, los que pagamos nuestros impuestos, así que todo aquel que va de "listo" no declarando todo lo que tiene que declarar que sea consciente de que la parte que no pone él o ella, la tenemos que poner los demás, lo cual es una actitud muy egoísta propia de una república bananera.

Los que gestionan el dinero público, que lo hagan bastante mejor. ¿Qué es esto de que entre todos tengamos que pagar excesos de unos pocos? (no hablo sólo de la monarquía) ¿Qué le pasa a la princesa? ¿No hay nada de su cuerpo que se haya dejado al natural? ¿Le falta seguridad en sí misma? ¿A qué se debe tanta reconstrucción? Quizás ha querido seguir a Gandhi con: "si quieres cambiar el mundo, empieza por cambiar tú primero", pero no se ha dado cuenta de que el cambio al que se refería Gandhi era por dentro y no por fuera. Otras princesas, como Máxima Zorreguieta y Marie Chantal Miller, que ya tenían la forrada de serie antes de casarse, no pasan tanto por el quirófano como nuestra princesa, la misma que parecía tan humilde porque su abuelo era taxista.

¿¿Qué opináis vosotros??
Pin It Now!

lunes, 3 de diciembre de 2012

Feedback

Escribo este post para resaltar la importancia de recibir Feedback y darlo nosotros. Imprescindible hacerlo desde un punto de vista constructivo que motive al que lo reciba a cambiar y mejorar. No me gusta mucho generalizar pero sí que he notado que suelen ser los hombres los que no aceptan bien que les digan que han hecho algo mal o que podrían mejorar en el área x; no sé si tiene algo que ver con el ego masculino y con que una mujer les diga cómo podrían avanzar. Lo cierto es que, hombre o mujer, a ninguno nos gusta que nos saquen los defectos. Tenemos que verlo como algo positivo, que un tercero se moleste en ayudarnos y en decirnos cómo deberíamos mejorar es algo bueno. Siempre está el tocapelotas que lo hace por el mero hecho de fastidiar, pero en general debemos pararnos a pensar lo que nos dicen y ver si podemos incorporar aquellos consejos que nos den, al fin y al cabo, si él o ella han percibido ese "defectillo" en nosotros puede que más gente lo haga. La mayoría de las veces no somos conscientes de todos nuestros actos, son hábitos adquiridos y quizás no todos sean correctos.

Hemos nacido para aprender y es enriquecedor incorporar algo nuevo cada día. Qué aburrido sería que ya lo supiéramos todo y nada nos sorprendiera, me imagino que en este punto nuestra vida carecería de sentido. Así que debemos tomarnos el feedback como una oportunidad para mejorar, tanto en lo personal como en lo profesional.

En el ámbito laboral se ha hablado mucho del  Feedback 360º, que consiste en que distintos individuos valoran a cada candidato, de esta manera, un empleado es evaluado por sus subordinados, sus directores (el inmediato y por encima), otros compañeros de su mismo nivel profesional e incluso los clientes. Me parece que es un método estupendo para que el evaluado sea consciente de cómo le perciben los demás, según la relación que mantienen con él. Así puede modificar aquellos aspectos que sean resaltados en la evaluación, así como darse cuenta de los errores que comente. Yo nunca lo he hecho pero me encantaría participar en ello, evaluando y, sobre todo, siendo evaluado.


Fuente

Pin It Now!